Hábitos para llegar tus metas

Somos seres que buscamos logros, o más simple que eso, recompensas. Vivimos buscando más y mejores recompensas que satisfagan nuestras crecientes necesidades: Alimento que nos da la recompensa de la saciedad; agua que nos quita la sed; convivencia social  que nos da sentido de pertenencia; trabajo que da frutos materiales y otras veces trascendentales, etc.

Es bueno recordar que acciones llevaron a conseguir tus logros. Si uno  completa la lista de actividades que te permitieron alcanzar una meta o logro te darás cuenta que gran parte de esta lista esta llena de hábitos y usualmente positivos, i.e, buenos hábitos.  De esto quiero escribir hoy y quizá pueda dejarles unos tips para construir metas y ultimadamente alcanzar metas.

“El talento es uno de los principales ingredientes del éxito”. Esto es lo que se suele decir de una u otra manera como máxima pero es falaz. El talento no es condición suficiente y me atrevería decir que tampoco necesaria. Es más una consecuencia de las buenas acciones que llevan al éxito.

No es ni suerte, ni dinero, ni talento lo que te acerca a la meta. En mi humilde opinión, lo que nos permite alcanzar la meta es hacer cada paso después del siguiente. Uno a la vez y continuo. Parece obvio y absurdo pero así se manifiesta la verdad, con tal claridad.

No hay mejor ejemplo por su simpleza que el de caminar. Para llegar a un lugar distante (“la meta”) tenemos que hacer acciones. Y para esto tenemos que caminar. Podrá haber mil personas distintas y todas quieren llegar a un lugar ¿Quién de todos va llegar a la meta? Pues quién mantenga el paso, es decir, quién camine y no pierda foco. ( pero mantener foco es otra historía). Va a llegar quien de paso tras otro hasta llegar.  Y si caminar no es lo tuyo pues  gatear, correr el chiste es andar, seguir avanzando.

 

Ahora bien, ya sabemos que la meta se alcanza haciendo cada paso después del siguiente y continuamente ¿Qué nos ayuda a lograr que se de cada paso después del siguiente? Claramente suerte, dinero y talento ayudan pero la verdadera herramienta que nos permite seguir avanzando son hábitos. Acciones automáticas que están impresas en nuestro ser y realizamos repetidamente.

Casi todos podemos caminar y es algo que no hacemos conscientemente. Tampoco es algo que nacimos sabiendo. Lo construimos a manera de habito: quiero llegar a un lugar, ergo, camino, un pie después del otro, paso a paso. Caminar es tan buen hábito en nosotros que nos permite sortear obstáculos como pisos irregulares sin mayor problema o concentración. Nos podemos hacer mejores y aprender más que hasta correr podemos con la misma capacidad de sortear obstáculos pero llegar más rápido. Eso si todos los que caminan empezaron gateando así que no quieras correr sin ganar primero la habilidad de gatear.

¿De el total de actividades que realizas al día, cuántas crees que son hábitos?  Pues algunos dicen que casi la mitad de nuestras acciones diarias son hábitos. Levantarte y vestirte o bañarte, limpiarte los dientes, ir al trabajo/escuela, manejar, caminar, etc. incluso malos hábitos cómo pasar minutos (por no sonar dramático no digo horas)  en redes sociales antes de dormir. Desvelasrse también es un habito, un mal hábito.

Los hábitos que tenemos los alcanzamos con el tiempo. Si te pidieran levantarte temprano sabes que es más fácil si llevas tiempo haciéndolo. Desvelarte es lo mismo, no podrías desvelarte mucho si ya tienes la costumbre de dormir temprano, les algo que ganas a punta de constancia.

Para construir hábitos dejo los siguientes tips:

  • Empieza con uno a la vez.
  • Hazlo de poco a poco.
  • Simplifica los pasos del hábito. Entre más sencillo lo que  mejor.
  • Disfruta el proceso.

Más adelante espero extender los puntos. Por hoy retomo el hábito de escribir por lo que sólo me di una hora para hacerlo y mi tiempo ha terminado (bueno en 5 minutos).

Todos vamos a batallar al alcanzar metas. Unos más que otros y depende de la meta pero es así. A todos les fluctúa la motivación pero en mi experiencia son aquellos con mejores hábitos quienes logran más y mejores metas. Después de todo cada esfuerzo se traduce en aprendizaje.

Curvas de HabitosPara terminar les dejo un par de curvas que van juntas. La primera es la famosa curva de aprendizaje que también usare para hábitos. Y la segunda es la curva de esfuerzo necesario.

La primera muestra en el eje vertical el aprendizaje o adquisición de un habito. Y la segunda la cantidad de esfuerzo necesario. El eje en X es  tiempo y en las dos es el mismo.

Lo que muestra es son tres fases. La primera es cuando decidimos aprender o empezar un hábito. No tenemos nada así que sabemos poco y nuestro esfuerzo comienza. La segunda etapa es cuando ya empezamos de lleno. es dónde la mayoría de la gente renuncia pues el esfuerzo necesario es enorme y parece que aprendemos poco. La tercera fase ya es la de dominio. Empezamos a ver mejor los resultados y nuestro esfuerzo empieza a disminuir.

 

Es bueno conocerla para saber en que etapa estamos y saber superar los puntos críticos.

Bueno pues es todo por esta vez. ¿Tu qué experiencia tienes construyendo hábitos? Me encantaría leerte. Tu comentario es bien recibido.